Cómo era Alexia González Barros?

Alexia tenía un temperamento alegre y extrovertido. Tenía un carácter decidido y resuelto y era, al mismo tiempo, cariñosa y dulce; y muy buena amiga de sus amigas.

En lo humano, fue una niña, y luego una adolescente, sencilla y espontánea que sabía reconocer sus defectos y se esforzaba por superarlos.

Estaba muy unida a su madre, con la que tenía gran confianza, y con su padre, del que aprendió muchas virtudes humanas y cristianas.